Auger

Auger

En la vasta llanura conocida como la Pampa Amarilla en el oeste de Argentina, el Observatorio Pierre Auger está estudiando las partículas de mayor energía en el universo, que llegan a la Tierra desde todas las direcciones, los llamados rayos cósmicos. Los rayos cósmicos con energías de bajas a moderadas son bien conocidos, mientras que aquéllos con energías extremadamente altas siguen siendo muy misteriosos. Al detectar y estudiar estas partículas raras, el Observatorio Pierre Auger está abordando los enigmas de su origen y existencia.

El Observatorio Auger es un «detector híbrido» que emplea dos métodos independientes para detectar y estudiar los rayos cósmicos de alta energía. Una técnica detecta partículas de alta energía a través de su interacción con el agua colocada en tanques detectores de superficie. La otra técnica rastrea el desarrollo de cascadas de aire mediante la observación de la luz ultravioleta emitida en las capas altas de la atmósfera de la Tierra. La naturaleza híbrida del Observatorio Pierre Auger proporciona dos formas independientes de ver los rayos cósmicos.

El grupo de Física de Astropartículas en IGFAE dirigido por el Prof. Enrique Zas ha desempeñado un papel relevante desde su incorporación a la Colaboración Auger en 2002. Entre las muchas contribuciones de este grupo, cabe mencionar la búsqueda de neutrinos de ultra alta energía y el análisis de cascadas inclinadas. Ambos trabajos han permitido a la colaboración lograr importantes resultados científicos como los dos recientemente galardonados como los Diez avances más importantes del mundo de la física de 2017.

El grupo de Física de Astropartículas está compuesto por cinco miembros principales (Jaime Álvarez-Muñiz, Gonzalo Parente, Inés Valiño, Ricardo Vázquez y Enrique Zas) y tres jóvenes investigadores (Aida López Casado, Francisco Pedreira y Guillermo Torralba). El grupo participa en el Observatorio Pierre Auger desde 2002, cuando España se convirtió en miembro de pleno derecho de la Colaboración Pierre Auger con más de 400 científicos de 20 países.

Auger 1